5 Cualidades Imprescindibles del Profesional del Enoturismo - Escuela Superior Enoturismo

Es probable que tras esta crisis sanitaria mundial, siga una inevitable crisis económica, en la que uno de los sectores más afectados será el turismo. Esta actividad suele ser de las más vulnerables ante cualquier circunstancia de inestabilidad, pues máxime en unas circunstancias tan excepcionales cómo la que estamos viviendo.

Pero no es momento de lamentos, desde la Escuela Superior de Enoturismo, estamos convencidos que con esta crisis vendrán nuevas oportunidades para el sector del enoturismo, porque se valorará más un turismo de cercanía, sin aglomeraciones, en entornos rurales… Pero bueno, ese es tema que ya tratamos en nuestra anterior entrada Adversidad Rima con Oportunidad

Toca hablar del mañana más inmediato, y que los actuales profesionales del sector enoturístico, y los que están por venir, se adapten a los cambios para dar lo mejor de si mismos en el desempeño de esta apasionante profesión.

Es un futuro que ya ha comenzado… Toma nota.

Vamos a enumerar algunas de las características que ya debían tener los profesionales del enoturismo y que no debemos olvidar… Esto no es una jerarquía, todas y cada una de ellas son igualmente fundamentales e importantes.

  1. Idiomas por encima de todo: Inglés por supuesto, pero cuantos mas idiomas hablemos, mas preparados estaremos para afrontar el mercado laboral. Esto nos permite ponernos en contacto con proveedores, distribuidores y clientes  de todo el mundo y poder comunicarnos de una manera más directa. Además esto nos ayudará a asistir a workshops y eventos internacionales, o a poder formarnos en otros países, de forma online, estar al día de las tendencias de los grandes focos de enoturismo del mundo: Napa Valley, Burdeos, Oporto, etc.

2. Formación constante: No vale solamente la formación que hayamos adquirido hace años, en la universidad o en la formación profesional, que hayamos cursado, Hay que estar al día de todo lo nuevo que surge a cada momento, de tendencias y sobre todo de las nuevas tecnologías. Formación en herramientas y software, aplicaciones para móviles, social selling, embudos de venta, email marketing, copywritting, etc. son algunas disciplinas y conceptos que nos deben resultar muy familiares.

Por supuesto toda la formación en el sector del vino: Catas, Procesos de Elaboración, Viticultura, Denominaciones de Origen, Gastronomía, etc. cualquier formación en estas temáticas te será muy, muy útil.

Es importante que dediquemos tiempo y recursos económicos a la formación: Libros, Charlas, Cursos Online o Presenciales…

Cada vez es más común y habitual la formación online, que ha alcanzado unos niveles de calidad casi tan buenos cómo la presencial, aunque el factor humano y de cercanía siempre es muy importante. Pero las ventajas de la online son muy claras:

  • Flexibilidad: La podemos adaptar a nuestros horarios y tiempo disponible.
  • Comodidad: La podemos hacer desde cualquier lugar.
  • Economía: Suelen ser más económico y hay más variedad y opciones que en la formación presencial.

Si quieres formarte en enoturismo, echa un vistazo a nuestro Programa Experto en Enoturismo, que es 100% online y para hacer a tu ritmo. Más Información Aquí

Todo el tiempo, el esfuerzo y el dinero que inviertas en formación lo verás multiplicado tarde o temprano.

3. Siempre informado: Al hilo del punto anterior es importante no sólo formarse sino informarse de manera continua de todas las noticias que se dan dentro y fuera del sector, hay que apretar el acelerador y ser un buen “content curator” en relación con materias como aplicaciones, marketing online, técnicas de venta, etc. Y en noticias nacionales e internacionales… No es cuestión de estar infoxicados, sino informados de la actualidad de todo tipo: Política, Económica, Social… Ya sabemos que todo afecta al turismo…

En la próxima entrada de nuestro enoblog os hablaremos de algunos de los portales fundamentales para estar informados en el sector turístico.

4. Experto en Relaciones Profesionales: El famoso networking es una herramienta imprescindible, el profesional del enoturismo ha de estar dispuesto a relacionarse de manera constante con proveedores y clientes, pero también debe incluir a su “competencia” saber que hacen otros en el sector ya que esto va a repercutir en el negocio, no hay que dejar de compartir momentos con otros profesionales, intercambiar experiencias. Además de compartir acciones, trabajar en red…

Estamos pasando de la competencia a la cooperación y coopetencia, es importante la colaboración entre empresas, el apoyo, el compartir riesgos y también los beneficios de arriesgar juntos. En este sentido es bueno en el sector del enoturismo, el trabajo y papel que hacen los clubs de producto cómo las Rutas del Vino.

Recuerda que siempre es mejor ir acompañado que ir solo, el viaje es más ameno… Sólo llegarás antes, pero acompañado llegarás más lejos.

También la relación con los clientes ha de ser lo mas cercana posible, pensar cuales son sus necesidades y como podemos ayudarles, ponernos en su piel…

La relación cercana con los clientes nos permite conocerlos mejor, saber cómo piensan, cuales son sus inquietudes, carencias, creencias… así creamos nuestro buyer persona. Y podemos perfilar de manera mucho más exacta nuestros productos y servicios enoturísticos.

No hay nada mas satisfactorio para el cliente que acudir a un restaurante, agencia de viajes, hotel, bodega o museo, en el que se dirigen por su nombre, con una sonrisa, y además ya intuyen o saben que le gusta, que es lo que espera de esa experiencia, etc.

Tenemos que trabajar muchísimo la empatía.

No hay que olvidar que quienes nos dedicamos al turismo, nuestro principal fundamento es que nos dedicamos al trato personal, nuestro mundo profesional son las personas.

Tolerancia, paciencia y cordialidad en el trato son las máximas que debemos llevar grabadas a fuego para el desarrollo de nuestro trabajo.

5. Dotes de Comunicación: Debemos manejar perfectamente la comunicación verbal y la no verbal, para conectar con los clientes. Conocer técnicas como el copywritting, el storytelling… Que no es otra cosa que detalles con los que “tocar el corazón” de los clientes y hacer que su experiencia con nosotros sea memorable e inolvidable.

Tenemos que convertirnos en acariciadores de corazones.

Podríamos nombrar más, cómo la capacidad de aprendizaje, capacidad de toma de decisiones, trabajo en equipo, tener iniciativa, actitud positiva, responsabilidad… Pero estas son las básicas que pueden englobar a muchas otras, y sobre todo si a estas competencias les sumas la vocación y la pasión por lo que haces, o por lo que deseas hacer, llegarás muy, muy lejos.

En la Escuela Superior de Enoturismo nos gustaría acompañarte en este camino para convertirte en un profesional del Enoturismo.

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies